Discursos

PALABRAS DEL DR. ENRIQUE VELAZQUEZ CONTRERAS EN LA CEREMONIA DE TOMA DE PROTESTA COMO RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE SONORA PARA EL PERIODO 2017-2021

Junio de 2017

Lic. Claudia Pavlovich Arellano, Gobernadora Constitucional del Estado de Sonora;
Ing. Jorge Gómez del Campo Laborín, Presidente de la Honorable Junta Universitaria;
Distinguidos miembros de la Junta
Dr. Heriberto Grijalva Monteverde, Rector de la Universidad de Sonora;

Apreciados miembros de la comunidad universitaria y la sociedad sonorense;

Señoras y señores:

Agradezco su valiosa asistencia a este acto solemne.

Me complace dar la bienvenida a los representantes de los tres poderes del Estado y los tres niveles de gobierno; a rectores y directores de instituciones y organizaciones hermanas, y medios de comunicación, porque con su participación en este significativo evento manifiestan su interés por el bienestar de la Universidad de Sonora.

Es un honor contar con la presencia de la Lic. Claudia Pavlovich Arellano, destacada egresada de nuestra alma mater. Sea usted bienvenida a esta su casa, la Universidad de Sonora.

Quiero también agradecer, muy especialmente, a la comunidad universitaria, en quien tengo plena confianza del apoyo que brindarán a esta nueva administración, lo que nos permitirá cumplir con los objetivos y metas propuestas.

Y, por supuesto, es un orgullo y satisfacción contar con la presencia de mi señora madre, Irma Contreras, familiares y amigos que me acompañan en esta emotiva ceremonia.

Es difícil encontrar las palabras que definan lo que siento en estos momentos, pero lo que sí puedo asegurarles es que estoy consciente de la gran responsabilidad que adquiero con la comunidad universitaria y con la sociedad sonorense, al aceptar la designación que la Honorable Junta Universitaria me hiciese como Rector de la Universidad de Sonora.

Representa también un compromiso personal con la Institución, a la cual le debo todo lo que soy profesionalmente: aquí realicé mis estudios de secundaria, licenciatura, maestría y doctorado. Durante más de 32 años me he desempeñado como docente e investigador, y he ocupado diversos puestos directivos. Mi esposa Carmen y mis tres hijos Enrique, Alejandra y Carmen María, también son búhos, así que mi cariño y mi gratitud con la Universidad son eternos.

Al asumir el cargo de Rector de la Universidad de Sonora ratifico mi convicción de que la educación es el soporte fundamental para garantizar el avance del país. Como bien se señala, es un medio para hacer retroceder la pobreza, la marginación, la ignorancia y la opresión. Brindar una educación de calidad desempeña un papel determinante en la construcción de una sociedad más justa, productiva, responsable y comprometida con el futuro.

En ese marco, la Universidad debe involucrarse con mayor decisión en el proyecto de desarrollo  estatal y nacional, reafirmar su compromiso de favorecer el avance integral del estado, facilitar la generación y difusión de los adelantos técnicos y científicos, impulsar el aumento de la productividad y así contribuir a mejorar los niveles de vida de la población.

El reto es enorme, pero sabemos que en la Universidad disponemos de recursos humanos de alta calidad para lograr todo lo que hemos planteado en nuestro proyecto de desarrollo institucional, y contamos con un espíritu y una voluntad infatigable para cumplir con la responsabilidad que la sociedad ha depositado en nosotros: proporcionar educación superior de calidad como instrumento de justicia social.